Científicos Desarrollan una Batería que Carga en 2 minutos y dura 20 años

Científicos de la Universidad Tecnológica de Nantang (Singapur) han desarrollado una nueva tecnología dispuesta a revolucionar el mercado energético. Mediante la aplicación de nanotubos de dióxido de titanio en sus ánodos, esta nueva batería promete cargar nuestros dispositivos en tan sólo 2 minutos y tener una vida útil de 20 largos años. Así, esta nueva tecnología podría cambiar por completo el modo de trabajo de nuestros ordenadores, teléfonos, tables y coches eléctricos.

¿Qué diferencias existen entre estas nuevas baterías y las tradicionales?

Las diferencias son enormes; estas nuevas baterías reducen drásticamente el tiempo de carga, además de incrementar notablemente los ciclos. Así, según afirman los desarrolladores, son capaces de restaurar hasta el 70% de su capacidad en tan sólo 2 minutos; nada que ver con los insufribles tiempos de las baterías convencionales. Por si fuera poco, estas joyas soportan 10.000 ciclos de recarga (algo así como 20 años de uso) frente a los 500 de las baterías a las que estamos acostumbrados (no más de 3 años).

Pero la cosa no queda ahí, según explica el profesor Chen Xiaodong (responsable del estudio), la utilización de este tipo de baterías reduciría de manera notable la contaminación por desecho de baterías usadas (y recordemos que son altamente tóxicas) gracias a su mayor duración. Además, el uso de esta tecnología podría convertir la alternativa de los coches eléctricos en algo realmente viable ya que permitiría a los usuarios recargar sus coches en pocos minutos; todo un regalo para el medio ambiente.

Batería-20 años (2)

Parte del equipo de científicos que han desarrollado estas nuevas baterías (Fuente: pcworld.com)

Pero eso tiene que ser carísimo… No, todo lo contrario

A diferencia que lo en un principio podríamos pensar, la producción de esta baterías no sólo no sería más cara que las utilizadas hasta el momento, sería incluso más barata. La razón está en los materiales, y es que el dióxido de titanio, además de ser mucho más eficiente que el grafito (el material utilizado hasta el momento) es más abundante y, por tanto, más barato.

¿Y cuando podremos disfrutar de esta tecnología?

Los investigadores ya tienen en sus manos todo el conocimiento necesario, ahora sólo necesitan la financiación de alguna entidad que les permita desarrollar su producto a gran escala. Así, tal como afirmaron los propios creadores, sólo bastarían uno o dos años desde la financiación hasta poder ver estos dispositivos a la venta. ¡Que alguien ponga el dinero ya!

Te gustará:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario