Tutorial para crear tu propia Huerta Urbana

En la actualidad, el hecho de vivir en ciudades nos aleja cada vez más de la naturaleza, por esa razón cada vez son las personas que deciden poner en su balcón un pequeño huerto donde sembrar sus propios alimentos. Ciertamente, la mayoría personas que tienen su propio huerto en casa no lo hacen con el deseo de autoabastecerse, la motivación principal es encontrar la satisfacción viendo crecer y comiendo sus propios alimentos, disponer en su hogar de un espacio verde y estar en conexión con la naturaleza. Así, desde aquí les animamos a dar el paso y comenzar con su propia huerta; la satisfacción personal está asegurada.

Para acceder al Manual emitido por la Comunidad de Madrid (España) puedes hacerlo desde aquí; Acceder al Manual

Huerta

En el manual encontrarás de arriba toda la información que necesitas, pero aquí van algunos consejos adicionales. Para ahorrar espacio; Plantas pequeñas

No es importante que tu balcón sea pequeño, siempre encostrarás espacio para sembrar. Existen multitud de verduras de hoja pequeña perfectas para lugares donde es imposible poner grandes macetas; la rúcula y la albahaca requieren de poca profundidad en el sustrato y no necesitan demasiada luz solar para crecer. Además, al tiempo que las veas crecer, podrás disfrutar del hermoso ambiente que generan sus verdes hojas.

Las plantas aromáticas son muy fáciles de cultiuvar

Tremendamente útiles para la cocina y perfectas para aquellas personas que no tengan mucho tiempo para cuidar su huerta por su enorme resistencia. En primer lugar nos encontramos con el curry, la lavanda y el romero; necesitan poca agua aunque mucho sol (ideales para terrazas en las que pegue el sol bastantes horas al día). Por otra parte están la menta, el orégano y el perejil, estas requieren de menos sustrato y horas de sol, pero necesitan algo más de agua.

Huerto urbana (3)

Tomatitos Cherry

Perfectos si estás buscando rendimiento en tu cosecha pues son de producción alta. Lo único importante con estos tomates es no olvidare de darles de beber y de cuidar su tierra; necesitan agua en abundancia y una tierra lo suficientemente abonada. Por lo demás, es una planta bastante resistente, por lo que no suelen dar demasiados problemas; ahora sólo tienes que decidir qué tipo de tomatito (el clásico rojo o el amarillo con su sabor más dulce e intenso).

Fresas; sabrosas y de fácil cultivo

Son geniales para ahorrar espacio gracias a su facilidad para ser plantadas en vertical; como la rúcula y la albahaca, puedes plantar muchas en muy poco sustrato. Por otra parte, además de no necesitar muchas horas de luz para fructificar, darán a tu balcón un colorido aspecto natural muy especial. El único problema es que, al ser tan llamativas, es posible que las aves de tu ciudad se sientan atraídas, para evitar eso lo mejor es colocar unos cd´s que ya no utilices para que la ahuyenten con sus colores brillantes.

Huerto urbana (2)

Plantas con propiedades medicinales

Una planta estupenda en este sentido es la caléndula; una flor con varias propiedades beneficiosas para ti y para tu huerta. De hojas comestibles, son ideales para agregar sabor y originalidad a tus ensaladas. Además, esta planta atrae a ciertos insectos poco deseados como los pulgones, dejando así crecer en paz a las otras plantas de tu huerta. Por último, aunque no menos importante, la caléndula se puede utilizar para realizar productos cosméticos caseros, así como medicinales; vienen muy bien en infusiones para combatir las lombrices intestinales.

Alimentos nutritivos como el rábano

Las raíces de los rábanos contienen multitud de nutrientes de modo que son fantásticos para enriquecer cualquier dieta. Además son ideales para sembrar en espacios reducidos; sólo basta un poco de tierra y algo de profundidad para que puedan desarrollar sus raíces satisfactoriamente. Para ello sólo necesitarás una botella de plástico de dos litros en vertical y esperar disfrutando viendo como crecen.

Huerto urbana

Combina y vencerás

Para crear una huerta urbana eficiente es muy importante escoger una diversidad de plantas que se complementen, que no compitan por los nutrientes o la luz. Así, lo ideal es combinar las plantas de raíz como el rábano, zanahoria o cebolla, con alguna planta de hoja como la acelga o la lechuga. Para terminar por complementar tu pequeña huerta, lo mejor es colocar algún cultivo sembrado en vertical como pueden ser el maíz o el tomate. De esta manera conseguirás que la luz y los nutrientes lleguen a todas las plantas, impidiendo que unas impidan el desarrollo de otras.

Huerto urbana

Te gustará:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario